¿Sabe cómo toman decisiones sus pacientes?

En ocasiones, los pacientes tienen que tomar decisiones importantes que afectan al resultado de su salud dental y, según el Sistema nacional de salud del Reino Unido, más del 40% de las personas en el Reino Unido desean participar más en las decisiones sobre su atención sanitaria[1].

La toma de decisiones compartida permite que los médicos y los pacientes trabajen juntos para comprender el problema médico que debe abordarse, para así poder elegir el tratamiento adecuado juntos y teniendo en cuenta los mejores intereses del paciente. [2]

Como profesional de la salud, los dentistas tienen su propio código de conducta que deben cumplir. Naturalmente, los mejores intereses del paciente son, en este caso, fundamentales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada paciente procesará de forma propia las diferentes opciones de tratamiento que se le presenten antes de tomar una decisión. [3]

La psicología que interviene en la toma de decisiones sobre el tratamiento dental es muy similar a la psicología involucrada en otras decisiones. Los pacientes generalmente pasarán por varias etapas antes de llegar a una decisión final. [4]

Etapas de la toma de decisiones

Las etapas del proceso de toma de decisiones se pueden dividir en tres categorías principales. [5]

Percepción. Puede parecer obvio, pero el primer paso para tomar una decisión es saber que hay que tomar una decisión. [6] En el caso de la odontología, aquí es donde el dentista diagnostica el problema y se lo explica al paciente. Algunos pacientes ya sabrán que tienen un problema, mientras que otros pueden ser ajenos a él hasta que se identifica en un chequeo rutinario. A veces lleva tiempo hasta que el paciente comprende y acepta completamente la condición o problema que necesita tratamiento. [7]

Consideración. Una vez que se ha identificado el problema, el dentista o el coordinador de la consulta presenta uno o más planes de tratamiento al paciente. Entonces, el paciente debe evaluar toda la información y comparar opciones antes de decidir qué es lo que mejor le conviene. Esto generalmente se realiza mediante un proceso de toma de decisiones compartido, donde los pacientes reciben pruebas clínicas sobre los resultados previstos del tratamiento y se les da la oportunidad de hacer preguntas. [8]

Decisión. El paciente y el dentista a menudo trabajarán juntos para decidir qué opción satisfará las necesidades del paciente de manera más efectiva. Es importante que el paciente esté totalmente de acuerdo en que la decisión tomada realmente es la mejor opción. [9] La evidencia sugiere que el uso de ayudas para la toma de decisiones realmente puede ayudar a los pacientes a sentirse involucrados e informados acerca de sus opciones para que puedan tomar decisiones con confianza. [10]

Un elemento fundamental de este proceso de intercambio es un diálogo continuo entre el dentista y el paciente, asegurando que el paciente tenga acceso apropiado a toda la información clínica y práctica que necesita para comprometerse con el tratamiento adecuado. [11]

Es importante reconocer que las experiencias individuales y el entorno de cada paciente tendrán un impacto en su proceso de toma de decisiones. [12] Algunos médicos informan que sus pacientes prefieren instrucciones claras de un profesional médico, mientras que otros requieren información muy detallada sobre todas las opciones posibles disponibles y les gusta que se les permita tomar la decisión de forma independiente. El proceso de toma de decisiones compartido debe respetar la preferencia del paciente y garantizar que sus necesidades sigan ocupando el lugar principal. [13]

El paciente también puede sentirse más cómodo considerando sus opciones con un coordinador de tratamiento u otro miembro del equipo en un entorno menos clínico y más relajado, lejos del sillón dental. Si cuenta o no con el apoyo de un coordinador de pacientes, los pacientes necesitan tiempo y espacio para considerar las opciones disponibles.

Ciertamente hay muchas cosas que tener en cuenta, y las habilidades que los dentistas necesitan para ayudar a los pacientes a tomar decisiones no siempre se enseñan en la facultad de odontología. [14] Entonces, ¿cuáles son los mejores métodos para ayudar a los pacientes a avanzar sin problemas a través del proceso de toma de decisiones?

La comunicación es clave

Cuanto mejor capacitado esté un profesional dental para comunicar el plan de tratamiento a su paciente, más involucrado, informado y relajado se sentirá el paciente. En última instancia, esto aumentará las posibilidades de que se acepte un plan de tratamiento. La clave es explicar las cosas de manera clara y simple, y evitar el uso de información clínica compleja. Las ayudas visuales, las imágenes digitales o incluso modelos físicos que el paciente puede tocar y palpar, también pueden ayudarle a entender el tratamiento y, sobre todo, los resultados. [15]

Los pacientes necesitan sentirse seguros

Si bien el dentista quiere proporcionar la mejor opción clínica, es importante que el paciente esté de acuerdo sobre cuál es la decisión correcta. Este proceso es mucho más fácil cuando existe una buena relación de confianza entre el dentista y el paciente. La confianza comienza a construirse desde el momento en que un paciente entra en la consulta dental; su primer encuentro con el dentista; en las visitas de atención continua; y en otras interacciones con el equipo. [16]

Su equipo puede generar confianza

Teniendo en cuenta que casi la mitad de los adultos del Reino Unido temen al dentista y el 12% de ellos sufren de ansiedad dental extrema [17], los pacientes deben sentirse bien apoyados no solo por el dentista, sino por todo el equipo. Muchas consultas dentales están comenzando a usar coordinadores de consulta o de tratamientos para ayudar a promover la confianza de los pacientes. Un coordinador de pacientes o de tratamientos también puede ayudar a explicar ciertas cuestiones, como los compromisos financieros involucrados, de modo que el dentista pueda centrarse en los aspectos clínicos del tratamiento. [18]

Personalice los servicios

Una información especialmente adaptada a las necesidades individuales del paciente puede ser útil para reforzar su explicación del problema y la necesidad de actuar. Asegurar que es el paciente quien se trata y no solo el síntoma son principios respaldados por la Asociación Dental Británica. [19] Existe una relación más fuerte, por ejemplo, entre la toma de decisiones compartida y la autonomía en los pacientes de mayor edad en comparación con las personas más jóvenes, probablemente porque las personas de mayor edad se sienten más cómodas adoptando un papel menos activo en el proceso de toma de decisiones. Nuestro documento técnico sobre cómo hablar con los pacientes millenial proporciona consejos útiles sobre cómo atender a este grupo de pacientes.  

Dé tiempo a los pacientes

Animar a los pacientes a realizar procedimientos dentales complejos, a menudo costosos, pero en última instancia necesarios, puede llevar tiempo, y los pacientes dudarán en invertir en un plan de tratamiento que no entienden por completo. Necesitan tiempo para pensarlo, hablarlo con familiares y amistades, antes de llegar a la etapa final del proceso de toma de decisiones. [20] A nadie le gusta sentirse apresurado a tomar una decisión, pero es importante que no se dejen de tratar los problemas graves durante meses, por lo que los pacientes deben saber que hay alguien que puede responder a cualquier pregunta o consulta que tengan. [21]

Aumente la satisfacción del paciente

Una de las causas más habituales de insatisfacción del paciente es no sentirse adecuadamente informado e implicado en el tratamiento. [22] Cuando un paciente no está satisfecho con el proceso de toma de decisiones relativo a su tratamiento, es menos probable que tome la mejor decisión con respecto a su salud a largo plazo. [23]

Sus pacientes son lo primero

Cuando se trata del tratamiento, es vital que la atención al paciente sea lo primero. Alentar a los pacientes a desempeñar un papel activo en las decisiones sobre su atención puede ser una forma efectiva de garantizar que el tratamiento dental y el manejo de la enfermedad oral están adaptados adecuadamente al individuo. Por último, lo que debería ser el aspecto fundamental de cualquier toma de decisiones compartida es la seguridad del paciente, la atención y una conducta clínica ética. [24]

¿Está preparado para transformar su consulta y la experiencia de sus pacientes? 


Conviértase en provider