Seguir siendo relevante en un mundo digital

A medida que aumenta la conectividad global, los cambios generacionales están listos para desempeñar un papel más importante que las diferencias socioeconómicas en la determinación de comportamientos. Como verdaderos nativos digitales, la Generación Z puede ejercer influencia a una escala que las generaciones anteriores solo podían imaginar.

En años, la diferencia entre la generación de los Millennials y la generación Z podrá ser pequeña, pero la brecha entre ellas es enorme. La inmediatez es clave en una era en la que la experiencia del cliente nunca ha sido más compleja. Ahora todo está disponible con solo tocar un botón, y ese botón pocas veces está más lejos del alcance de la mano en un dispositivo móvil. ¿Cómo se adelanta uno a una generación que siempre parece haber llegado primero? ¿Cómo se capta y retiene la atención de un individuo de la generación Z, cuyo mundo es a partes iguales físico y digital, conocido también como figital?

En este mundo figital, es importante asegurarse de que uno es relevante para los consumidores en ambas dimensiones. Uno tiene que ir más allá de sus expectativas, deleitándolos y entusiasmándolos cada vez que entran en la consulta. Es esencial desarrollar una práctica que brinde una excelente atención clínica y experiencias extraordinarias a partes iguales. Envolver a un paciente con una tecnología que sea impresionante y funcional es esencial para retener a los pacientes que buscan continuamente lo mejor.

Mantener la implicación de los pacientes es tan importante como atraer a otros nuevos. La generación Z tiene el mundo al alcance de la mano. Son individuos que no hacen una llamada telefónica para reservar una cita o esperan que alguien responda a sus consultas en unos pocos días, quieren que todo suceda enseguida. Dejar a un paciente que se las arregle solo durante demasiado tiempo hará que lo recoja alguien que está listo para ayudarlo ahora.

Un rápido vistazo a redes sociales como Instagram le mostrará la necesidad de vivir experiencias que compartir. Tanto si sus pacientes comparten sus experiencias en Internet como si no, usted querrá dejarles una impresión duradera que puedan compartir con sus amistades. ¿Qué aporta su consulta para entusiasmar a un paciente y que comparta su experiencia con el mundo?

No es muy realista dar a cada paciente una experiencia individual, pero es algo que los pacientes comienzan dar por sentado. Los de la generación Z esperan que todo gire en torno a ellos, por lo que es crucial, por lo menos, crear la ilusión de que es así.

La aplicación SmileView es un excelente ejemplo de cómo la tecnología puede atraer y entusiasmar a un paciente antes de que incluso se suba a la silla. SmileView es una herramienta para dispositivos móviles, basada en web, que permite a los consumidores hacerse un selfi y ver qué aspecto tendrá su sonrisa después del tratamiento. Promover el máximo interés de un paciente antes de este se suba a la silla, no solo le entusiasma ante la perspectiva de cómo podría ser su sonrisa, sino que también minimiza el tiempo en la silla tratando de "vender" el tratamiento al paciente: la parte difícil ya está hecha, ya que pueden ver los resultados y lo quieren realizarlo.

Si está interesado en obtener más información, puede probar la aplicación SmileView aquí mismo.

¿Está preparado para transformar su consulta y la experiencia de sus pacientes? 


Conviértase en provider